viernes, 26 de julio de 2019

Montejurra ( Desde el Monasterio de Irache ) Ascenso por la Hoya de los Cascajos y descenso por el Camino de San Pantaleón

Sobre el monasterio de Santa María la Real de Irache despunta Montejurra ( dcha ), nuestro objetivo

Enclavada en la Zona Media de Navarra, Montejurra ( 1047 m ) se eleva al Sur de Estella ( 421 m ), la “ ciudad del Ega “, oteando desde su relevante altura el discurrir del Camino de Santiago que, bajo su vertiente septentrional, busca abandonar la Comunidad Foral en dirección a tierras riojanas.
Su estratégica ubicación, su destacada altitud y su relativo “ aislamiento “ geográfico, ya que esta cumbre se alza solitaria sobre los extensos campos de cultivo que cubren los valles que la ruta jacobea va dejando a su paso, han hecho de Montejurra ( 1047 m ) una montaña históricamente relevante.
Bajo su vertiente septentrional, a las afueras de la localidad de Ayegui ( 489 m ), se erige el Monasterio de Irache, cuyos orígenes se remontan al siglo VIII y que fue regentado, como tal, por monjes benedictinos.
Sin embargo, tristemente, Montejurra ( 1047 m ) es más conocido por los episodios bélicos que tuvieron lugar en sus inmediaciones. En el año 1873 los carlistas derrotaron en defensa de Estella, ciudad emblemática para el carlismo, al bando liberal del General Moriones.
En recuerdo de esa batalla, Montejurra ( 1047 m ) se convirtió en todo un “ emblema “ para los seguidores “ carlistas “. Tras la Guerra Civil, los familiares de estos excombatientes realizan una romería anual siguiendo un Via Crucis que asciende hasta la parte alta de la montaña.
El 9 de Mayo del año 1976, en uno de los actos políticos que acompañaban a la tradicional romería anual a Montejurra ( 1047 m ), tuvo lugar una confrontación entre los seguidores de las dos ramas que, en aquella época, dividían a los “ carlistas “. Los seguidores de Sixto de Borbón Parma, hermano del pretendiente carlista Carlos Hugo, abrieron fuego contra los participantes en la romería con el resultado de dos muertos. Este hecho se conoce desde entonces como “ los sucesos de Montejurra “.

La orografía de Montejurra nos muestra tres cimas que, cercanas entre sí, destacan en la parte alta de la montaña: En la vertiente sudoccidental se erige el “ Vértice de Montejurra “, cima coronada por un conjunto de antenas que la hacen fácilmente identificable. En el extremo nororiental se alza la más discreta de las cumbres y la de menor altura, San Ciprián o San Cipriano ( 1036 m ), rocosa cota que se eleva sobre la ermita del mismo nombre y bajo la que se abre una cripta. Entre ambas cumbres se alza la cota más elevada o cima “ principal de Montejurra ( 1047 m ), un privilegiado “ balcón panorámico “ hacia “ Tierra Estella “ y que abarca hasta los límites con La Rioja, allá donde el río Ebro ejerce de frontera natural entre ambos territorios.
Desde el punto de vista montañero, Montejurra ( 1047 m ) cuenta con numerosos puntos de partida desde donde habitualmente buscaremos su escabrosa cumbre. Entre los más frecuentados destacaríamos: el Monasterio de Irache ( 520 m ), asentado bajo su vertiente septentrional, es el acceso más “ habitual “ o “ popular “ hacia  la cima. Arróniz ( 560 m ), localidad relativamente “ distante “ que aparece enclavada bajo su vertiente sudoccidental. Arellano ( 645 m ) o Dicastillo ( 557 m ), poblaciones asentadas bajo la vertiente meridional son también algunas de las opciones “ clásicas “.
Muniáin de la Solana ( 496 m ) o Morentín ( 536 m ), localidades enclavadas bajo la vertiente sudoriental de Montejurra ( 1047 m ), aunque menos frecuentemente, también son puntos de partida “ lógicos “ desde los que podremos buscar la cumbre. 
Recientemente ya publiqué una ruta " Montejurra ( Desde Muniáin de la Solana ) “ en la que, tomando como punto de partida Muniáin de la Solana ( 496 m ), “ buscaba “ una ascensión a Montejurra ( 1047 m ) intentando  un itinerario algo más largo y menos “ concurrido “ que los “ habituales “, en el que se “ mezclaban “ el interés histórico, “ turístico “ y montañero.

Habiendo realizado en fechas recientes una de las ascensiones más “ clásicas “ de entre las numerosas rutas que parten desde el Monasterio de Irache ( 520 m ), itinerario que ya publiqué “ Montejurra ( Desdeel Monasterio de Irache ) Ascenso por la Senda de los Carlistas y descenso porla Senda del Jabato “, esta vez busco una ascensión a Montejurra ( 1047 m ) menos “ concurrida “ en la que también partiremos desde el Monasterio de Irache ( 520 m ) para ascender por la Hoya de los Cascajos y, tras pasar por las tres cumbres de Montejurra, retornar al punto de partida por el Camino de San Pantaleón. Esta es mi propuesta, espero la disfrutéis.


Una espada aparece " clavada " en el punto más alto de la cima de Montejurra, lugar desde el que damos vista al Vértice de Montejurra ( antenas )

Al Sur de Estella ( 421 m ), muy cerca de la localidad de Ayegui ( 489 m ), nos encontramos con el Monasterio de Irache ( 520 m ), construido bajo las faldas de Montejurra ( 1047 m ) y lugar en el que estacionaremos nuestro vehículo.
Comenzaremos a caminar dando la espalda al citado monasterio yendo a tomar el balizado Camino de Santiago que de inmediato alcanza el paraje de El Soto, lugar en el que abandonamos la ruta Jacobea que continúa hacia Los Arcos ( 444 m ) por Villamayor de Monjardín ( 682 m ) para seguir al frente ( S ) por la “ variante “ que busca Los Arcos ( 444 m ) por Luquín ( 595 m ).
Continuaremos por la amplia pista camino del “ paso “ que atraviesa bajo la autovía, punto en el que nos desviaremos hacia la derecha ( SW ) para de inmediato abandonarla por la izquierda ( SE ) penetrando en el frondoso bosque.
Alcanzamos el paraje de El Raso ( 574 m ), lugar en el que destacan varios postes indicadores y desde el que continuaremos por la ruta Jacobea.
En breve abandonamos el Camino de Santiago para desviarnos por la izquierda ( S ) continuando en suave ascenso. Damos alcance a la bifurcación en la que por la derecha ( SE ) obviaremos el camino que asciende por la Hoya de la Cal para continuar por la izquierda ( E ) tomando el Camino de La Pila. Este termina por desembocar, muy cerca de un aparcamiento, en la Senda de los Carlistas, marcado camino por el que continuaremos ascendiendo para, de inmediato y a la altura de unos hitos que la balizan, tomar la estrecha senda que asciende por la Hoya de los Cascajos.
En fortísimo ascenso esta termina desembocando en la ermita de San Cipriano o San Ciprián ( 1003 m ). A escasos metros, excavada en una gran roca, destaca la Cripta del Cristo Negro y sobre esta la cima oriental de Montejurra, conocida como San Cipriano o San Ciprián ( 1036 m ). Una marcada senda la alcanza rápidamente.
Descenso por la vertiente opuesta a la de ascenso para continuar por nítido sendero en busca de la cumbre principal de Montejurra ( 1047 m ), rocosa cima que coronamos sin dificultad reseñable.
Un estrecho sendero pierde altura en fuerte pendiente para, tras pasar por el discreto collado ( 1015 m ) que nos separa de la cima meridional de Montejurra o Vértice de Montejurra ( 1044 m ), alcanzar su “ poblada “ cumbre coronada por un conjunto de antenas.
Desde dichas antenas nace una nítida senda que, evitando la pista que les da acceso, pierde altura hasta finalmente terminar desembocando en ella. Tras caminar un corto tramo por esta la abandonaremos tomando un estrecho pero nítido sendero que por la derecha ( N ) penetra en el bosque para descender por el camino de San Pantaleón, estrecho sendero que, tras atravesar varias veces una amplia pista de tierra, termina desembocando en el Camino de Santiago, vía por la que continuaremos en sentido opuesto al natural para retornar al lugar en el que comenzamos este itinerario, el Monasterio de Irache ( 520 m ).


La Cripta del Cristo Negro aparece " excavada " bajo la rocosa cima de San Ciprián


El reportaje íntegro en:


jueves, 18 de julio de 2019

Castillo d´Achert, la fortaleza de Oza

La inconfundible silueta del Castillo d´Achert despunta sobre la Selva de Oza

En el extremo noroccidental de la provincia de Huesca, relativamente cercana a la frontera con tierras navarras y con el Valle de Aspe, situado este último en territorio galo, se eleva altiva la elegante y característica silueta del Castillo d´Acher ( 2384 m ).
A la sombra del gigante de la zona, el Bisaurín ( 2670 m ), el Castillo d´Acher  se caracteriza por el farallón rocoso que rodea la parte alta de la montaña, dándole ese aspecto de fortaleza que tanto la identifica.
El Castillo d´Acher ( 2384 m ) es una de las cumbres destacadas del Valle de Hecho y una de las más emblemáticas del Pirineo Occidental. De aspecto infranqueable, su muralla está conformada por numerosas cotas de aspecto “ dentado “ entre las que cabe destacar, además de la mencionada cima del Castillo d´Acher ( 2384 m ), la cima Sur (  2347 m ), la cota Oriental ( 2363 m ) y la Punta de Oza ( 2193 m ), situada esta última en el extremo noroccidental de la muralla cimera. Un paso situado en la vertiente meridional de la citada muralla es el acceso clásico y habitual para alcanzar la cima de esta montaña en cuya parte más alta destaca un extenso valle, cerrado por los “ inexpugnables “ murallones que defienden el acceso al “ castillo “.
Bajo su vertiente occidental se extiende la espectacular Selva de Oza, extenso bosque poblado principalmente por abetos, pinos y hayas., mientras que bajo su vertiente nororiental destaca el Valle de Aguas Tuertas por el que discurre el río Aragón Subordán. Bajo su vertiente septentrional cabe destacar el paraje de Guarrinza, sembrado de vestigios megalíticos y a través del cual discurría la antigua vía romana de Antonio Pío que unía la Galia con Caesar Augusta ( Zaragoza ) a través del Puerto del Palo.
El Castillo d´Achert ( 2384 m ) es una montaña que a pesar de su “ fiero “ aspecto, no reviste ninguna dificultad por lo que es más que aconsejable para cualquiera, desde montañeros, hasta aquellos que quieran iniciarse en el mundillo de la montaña, incluso niños. Esto no quiere decir que sea un paseo, hay que tener en cuenta que el desnivel a salvar es importante.
Una posible “ alternativa “ a la habitualmente concurrida “ ruta normal “ que busca esta emblemática cumbre pudiera ser la conocida “ Chimenea Ledormeur “, una escondida oquedad que atraviesa la aparentemente “ inexpugnable “ muralla que protege la cima del Castillo d´Achert ( 2384 m ) por todas sus vertientes.
Parece ser que fue Georges Ledormeur ( 1867-1952 ) quien descubrió esta “ vía “ cuando la niebla le desorientó en su intento de alcanzar la “ brecha “ de la ruta “ normal “.
Sin excesiva dificultad, hay quien cataloga la vía de la Chimenea Ledormeur como II o incluso III debido quizás al paulatino “ desgaste “ de la roca en sus primeros metros, esta “ vía “ puede resultar una interesante alternativa “ solo apta “ para los habituados a moverse en este tipo de terrenos.
Si el ascenso a la Chimenea Ledormeur lo hiciéramos por el Valle de Guarrinza para posteriormente acceder a ella por el Barranco del Barcal, dejando la ruta habitual para un más “ cómodo “ descenso, creo que habremos realizado una de las rutas más “ completas “ y bellas de las que acceden a esta emblemática cumbre. Ver: “ Castillo d´Achert ( Circular por la Chimenea Ledormeur ) “.

Acompañado de mi hijo Oscar, aprovechando que está de vacaciones, me dispongo a realizar otra visita más a esta emblemática cumbre utilizando la “ ruta habitual “, es decir, el itinerario más “ sencillo y cómodo “ en el que tomaremos como punto de partida la Selva de Oza ( 1140 m ). Esta es mi propuesta, espero la disfrutéis.



Cima del Castillo d´Achert con el Midi d´Ossau asomando al fondo


Cualquier excusa es buena para “ volver “ al Castillo d´Achert ( 2384 m ) y que mejor que hacerlo acompañado de mi hijo Oscar que todavía no lo conoce.
Tomando como punto de partida la Selva de Oza ( 1140 m ) comenzaremos a caminar plácidamente por la amplia pista que posteriormente abandonaremos para continuar ganando altura por marcado y balizado camino.
Este camino atraviesa el Barranco de la Espata ( 1415 m ) para, ya convertido en sendero, continuar ganando altura en brutal pendiente hasta abandonar la sombra del bosque.
Ya por terreno despejado, la senda, balizada por esporádicos hitos, gana altura bajo la vertiente meridional de la montaña dejando a su paso, muy cerca de su trazado, el refugio d´Achert ( 1740 m ).
El sendero, en todo momento balizado con hitos, continúa ascendiendo serpenteante por la vertiente meridional de la montaña para terminar alcanzando la Brecha d´Achert ( 2275 m ), “ paso “ que da acceso al valle que se esconde en el interior de esa muralla que defiende la cima del Castillo d´Achert ( 2384 m ), cumbre que alcanzaremos “ cómodamente “ por marcada senda.

En nuestro descenso nos desviamos hacia la cercana cota Oriental ( 2363 m ) y posteriormente a la cima Sur ( 2347 m ) para retornar a la “ brecha “ ( 2275 m ) y desde esta, utilizando el camino empleado en el ascenso, retornar al punto de partida.



Castillo d´Achert

El reportaje íntegro en:



martes, 9 de julio de 2019

Bisaurín desde Lizara, un " clásico "

Bisaurin destaca sobre el Refugio de Lizara

El Bisaurín ( 2670 m ) es una de las montañas más emblemáticas del Pirineo occidental, además de ser la segunda cima con mayor prominencia del Pirineo, 1038 metros. Situado en la divisoria de los valles de Hecho y Lizara, se convierte en la montaña más alta desde el puerto de Somport ( 1630 m ) hacia occidente. Su destacada altura, su escasa dificultad técnica y los excelentes accesos que tiene tanto desde el refugio de Gabardito ( 1380 m ) como desde el refugio de Lizara ( 1540 m ), hace que sea una de las montañas más visitadas de la zona occidental del Pirineo.
Las rutas más habituales de acercamiento a esta emblemática cumbre parten de los mencionados refugios de Gabardito ( 1380 m ) y Lizara ( 1540 m ), juntándose ambas en el marcado collado de Foratón ( 2016 m ), amplio cuello abierto bajo su vertiente meridional, separando su tan ansiada cumbre de la cercana y alomada Sierra de Gabás, una bonita opción de retorno para las excursiones que parten desde el refugio de Gabardito ( 1380  m ) y que ya realicé hace un tiempo “ Bisaurín y la Sierra de Gabás desde el refugio de Gabardito “.
Otras opciones algo menos “ concurridas “ pero no por ello menos interesantes son las que alcanzan su cima desde la vertiente Norte aunque el punto de partida habitual sea el mismo que he citado anteriormente, es decir, los refugios de Gabardito ( 1380 m ) y Lizara ( 1540 m ). Desde el primero, Gabardito ( 1380 m ), ascenderíamos hasta abandonar la ruta habitual que se dirige al collado de Foratón ( 2016 m ), para ganar altura por el Barranco de Agüerri, remontando bajo la vertiente septentrional del Bisaurín hasta alcanzar el collado de Secús ( 2401 m ), desde donde alcanzaríamos la cima por un sencillo ( en verano ) corredor que asciende por su cara Norte. Desde Lizara ( 1540 m ), y al igual que la opción que parte de Gabardito ( 1380 m ), abandonaríamos la ruta clásica que pasa por el collado de Foratón ( 2016 m ) para ascender por un bello sendero que asciende hacia la Plana Mistresa ( 1984 m ). Desde este bucólico paraje remontaríamos el vallecito en dirección Oeste para alcanzar el collado de Secús ( 2401 m ) y al igual que el itinerario que parte desde el refugio de Gabardito ( 1380 m ), alcanzaríamos la cumbre por el corredor de la cara Norte. Pero desde la Plana Mistresa ( 1984 m ) tenemos otra posible variante más sencilla que el corredor de la cara Norte y esta pasa por ganar el collado de Bastés ( 2487 m ), cuello que se abre bajo la vertiente oriental del Bisaurín ( 2670 m ), separando su cumbre de la cercana y poco visitada cima del Alto de Fetás ( 2539 m ), ruta también realizada hace un tiempo “ Alto de Fetás y Bisaurín desde Lizara “.

Con mi hijo Oscar me dispongo a realizar otra visita más a esta emblemática cumbre buscando una ruta “ sencilla y cómoda “ en la que tomaremos como punto de partida el refugio de Lizara ( 1540 m ) para ganar el collado de Foratón ( 2016 m ) y desde aquí la cima del Bisaurín ( 2670 m ), es decir, un itinerario “ clásico “ aunque no por ello menos interesante. Esta es mi propuesta, espero la disfrutéis.



Mi hijo Oscar en la cima del Puntal Alto de Foratón con Bisaurín asomando detrás

Con la excusa de que mi hijo Oscar no conoce el Bisaurin ( 2670 m ), y como hace ya un tiempo que le “ tiene ganas “, planificamos una nueva visita, por lo menos para mí, a esta emblemática cumbre del Pirineo.
Buscamos realizar la “ clásica “ ascensión que parte desde el refugio de Lizara ( 1540 m ), es decir, una ruta “ sencilla y cómoda “.
Escrupulosamente balizada con las marcas rojiblancas de la Senda GR-11 y las amarillas y verdes de la Senda de Camille, una marcada senda alcanza sin dificultad reseñable el collado de Foratón ( 2016 m ), abierto cuello en el que “ enlazamos “ con la ruta proveniente del refugio de Gabardito ( 1380 m ).
El collado de Foratón ( 2016 m ) se abre bajo la vertiente meridional del Bisaurin ( 2670 m ), cumbre que se eleva sobre nuestras cabezas y que alcanzaremos tras superar su “ empinada “ ladera meridional. En un principio dicha ladera se presenta herbosa aunque paulatinamente nuestro sendero se convertirá en una pedregosa senda que, tras alcanzar la parte alta de la montaña, desemboca en su cumbre sin dificultad reseñable.
En otras ocasiones, con la idea de “ no repetir “ el itinerario de subida e intentar un recorrido circular, he buscado descender al collado Bastés ( 2487 m ), abierto bajo la vertiente noroccidental del Alto de Fetás ( 2539 m ), para desde este alcanzar la Plana Mistresa y desde aquí el punto de partida.
Teniendo en cuenta que a estas alturas de la temporada todavía hay bastante nieve en esta vertiente de la montaña decidimos retornar al collado de Foratón ( 2016 m ) utilizando el camino de ascenso.
Una vez alcanzado el collado de Foratón ( 2016 m ) evitamos continuar descendiendo por la ruta empleada en el ascenso para buscar “ coronar “ la cima del Puntal Alto de Foratón ( 2154 m ), cercana cumbre que se eleva al SE. La alcanzamos “ plácidamente “ tras corta y “ tendida “ subida por terreno herboso.
Una vez en la cima del Puntal Alto de Foratón ( 2154 m ) continuaremos descendiendo en dirección SE. por las Crestas del Gallo hasta alcanzar la primera de las cotas que la conforman, momento en el que decididamente nos “ echamos “ ladera abajo por nuestra izquierda ( E ) hasta terminar desembocando en una herbosa “ terraza “.
Desde esta, tras atravesar el Barranco Cueva del Oso, retomaremos el camino utilizado en el ascenso para terminar desembocando en el punto de partida, el refugio de Lizara ( 1540 m ).



Bisaurin


El reportaje íntegro en:





jueves, 4 de julio de 2019

TOLOÑO desde SAN GINES-LABASTIDA



















Nos vamos Amaia y yo hasta Labastida a conocer la sierra de Toloño. Una vez que pasamos el pueblo vemos el desvío al Parque de San Ginés, situado a un par de kilómetros de Labastida, donde aparcamos y comenzaremos nuestro recorrido. Comenzamos al final del aparcamiento, a nuestra izquierda, se inicia una pista de tierra, que a los pocos metros se bifurca, seguimos por la pista de la derecha. Pasamos junto a un pequeño depósito y nos desviamos a la izquierda por un sendero, abandonando la pista que traemos. Este cruce está bien señalizado con una pintada roja y un hito de piedras. Seguimos subiendo por la senda que vuelve de nuevo a la pista por la que continuamos subiendo, cogiendo atajos , hasta llegar a la ermita del Humilladero. Abandonamos definitivamente la pista para continuar subiendo por marcado sendero hasta las ruinas del Santuario de Ntra. Sra. de Toloño. Llegamos a la primera nevera y giramos a la izquierda para dirigirnos hacia la Peña de las Doce, pasando la senda entre la peña El Mediodía y las peñas de los Castilletes. Vamos ganando altura hasta llegar a la cima de la peña de Las Doce (1255 m.). Parada y a contemplar las grandes vistas. Desde la cima continuamos bajando al pequeño valle que se forma al sur de Toloño y al norte de las peñas de Mediodía. Llegamos a la altura del santuario y comenzamos a subir hasta la cima de Toloño (1277 m.), donde encontramos varios buzones y bastantes montañeros, no paramos mucho y continuamos hasta la cima secundaria donde se encuentra un vértice geodésico, donde si hacemos una parada. Desde la cima tenemos una amplia panorámica, de todo el recorrido que hemos hecho desde la peña de Las Doce, sobre la Rioja Alavesa, y más lejos también se distinguen los macizos de Gorbeia, Anboto, sierra de Aizkorri, Soila, Muela, Joar, Sierra de la Demanda, Sistema Ibérico y los pueblos de Haro y Labastida y los meandros del río Ebro. ………..

 
El reportaje completo en :
http://covaloria.blogspot.com/2019/06/tolono-desde-san-gines-labastida-15-6-19.html